La cría de peces en México para recreación  ya tiene sus años y data de los tiempos prehispánicos, la evolución de esta afición se ha desarrollado bastante, tanto que anualmente tiene un crecimiento del 14%, existen acuicultores que llevan al rededor de 50  años en el oficio.

Pasión y esfuerzo son de los ingredientes que han hecho posible el crecimiento de este arte en nuestro país en conjunto con la basta cantidad de recursos naturales y clima favorable que tenemos. Cada vez más se asocia el echo de tener un pez como una mascota.

Como toda afición que implica el contacto con seres vivos requiere de madurez y de un espíritu ecologista al practicarla, pero es una de las aficiones más gratificantes que existen, de convertirte en el novato al casi experto criador.

 

Un poco de historia sobre peces de ornato

Teocalli

El gusto por los peces en México data desde tiempos prehispánicos entre los años 1502 a 1520 aproximadamente, aunque no tenía un nombre como en nuestros días, según (Jesús Cárabes, 1972) Moctezuma II “Embelleció la capital con teocallis, grandes palacios, quintas de recreo, parques zoológicos y grandes estanques en los que tenía peces de agua dulce y agua salada.

México con otros países como china es pionero en desarrollar esta afición, aunque cabe mencionar que en la actualidad el 80% del consumo de peces de ornato es de importación, a pesar de nuestra riqueza natural.

Bibliografía

Jesús Cárabes, G. T. (1972). Historia Activa de México. Ciudad de México: Progreso.

Inicio